lunes, 31 de diciembre de 2012

Cuando en el baúl no quepan más recuerdos, compraré otro.


¿Habéis visto como pasa el tiempo?
Tic. Tac. Tic. Tac.
Nunca para en los momentos buenos.
Como tampoco acelera en los malos.

Así pues, otro año, se va.
No sin antes hacer memoria.
Recapacitar de todo lo sucedido.
 Llorar por última vez los problemas de este año. Recoger toda la felicidad para el próximo.
Y crear algo, para dejar como recuerdo de esta etapa, y poder pasar a la siguiente.
Una mezcolanza de sentimientos.
Un algo, para que en el futuro, al leerlo, te venga a la mente todo lo vivido.
Un baúl de los recuerdos del 2012.

Este, es mi baúl.

Resumen 2012:

Realmente, no me pondré a contar detalladamente todo lo que ha pasado en este periodo de tiempo.
Solo, he conocido a gente nueva. He perdido a gente de toda la vida. Me he caído. Me he levantado. Y he intentado hacer el mayor número de locuras posibles, que en realidad se reducen a hacer lo que quería cuando quería.
Simple y sencillo.
Tampoco me quejaré de lo  que no he hecho, ni de todos los problemas que he tenido.
Ha sido un año raro, intenso, cargado de nuevas emociones. Pero al fin y al cabo, solo ha sido un año más que echarse a la espalda.
¿Me arrepiento de algo? No.
¿Lo volvería a repetir? Sin lugar a dudas.
Pero, ¿no tiene más sentido buscar nuevas sensaciones que repetir siempre las mismas?

¿Propósitos para el 2013?

La verdad, es que nunca me he propuesto nada, y este año no va a ser menos.
Quizá sea porque no tengo nada que proponerme. Quizá porque ya tengo todo lo que  quería, y por eso no deseo nada más. He conseguido amigos. He hecho locuras e idioteces. He seguido adelante. Y más importante que eso, he aprendido a no mirar atrás.

No diré que solo quiero eso, pero tampoco me quejaré de lo que tengo. Después de todo, la avaricia rompe el saco. Y a mi, el saco me ha costado mucho esfuerzo conseguirlo, como para que ahora se rompa por nada.

Tampoco puedo pretender conseguir todo lo que quiero en la vida en un año, porque si no, el resto de mis días habrán dejado de tener sentido. Así que, todo a su tiempo.

Agradecimientos por este año:

Este 2012, se lo quiero agradecer a todo el mundo. Por hacerme reír y llorar, tropezar y levantar. Se lo agradeceré tanto aquellos que me han aportado cosas positivas. Como a los que actuaron de forma negativa.

Se lo agradeceré a PECM3OG, al retador y creador de anuncios Ortu, a mi pervertida Lulu, a la protectora y cariñosa Pochola, a la loca y soñadora Panda, a la imaginativa y amorosa Gabbe, a la mente verde y últimamente ausente Nessie, a la hiperactiva y gran fan Ángela, al alcohólico y vividor  Rick, al mejor comentarista de series y tierno Jackie...y un gran y extenso etcétera.

PECM3OG ^//^

Lulu *____*
Pochola *-*

Panda, #_#
Gabbe :D
Nessie *-*
Jackie ^^

Rick, ^^
(los que no tienen foto, es porque no he encontrado ninguna >o<)


En si, gracias a todos los que empezaron y terminaron el año conmigo. Y a todos los que poco a poco se han ido incorporando a la lista de mis queridos.

Os debo mucho, a todos. Gracias.

Y bueno, nada más que deciros. Espero que tengáis  una buena despedida y entrada de año. Que se os cumplan todos los propósitos que tengáis. Y que cumplamos muchas despedidas de año más.

Desde mi corazón y mente extraña;

Just You And Me




viernes, 28 de diciembre de 2012

Buscar el límite entre lo que es real, y lo que es un sueño.

Avancé por aquel lugar que me era tan familiar: el sendero escondido, al lado del río. Ese sitio era mi lugar favorito, pues estaba alejado de los demás y perdido en el bosque. Siempre que quería pensar, siempre que quería desahogarme, venía aquí. A mi escondite secreto.
Nunca había llevado a nadie allí, por lo que aún me sorprendía estar caminando de la mano de él, quién en vez de observar el paisaje que el bosque nos otorgaba, miraba el suelo. Al igual que yo.

Recordé lo rápido que había sucedido todo. Y a la vez lo imposible que era. Por lo que no pude evitar suspirar.
Él se paró, provocando que yo también lo hiciera. Levantó la vista, intentando que yo hiciera lo mismo, y así poder averiguar que era lo que me pasaba. No lo consiguió.

Pero aún así, yo no era muy difícil de leer.

-Sigues sin creértelo, ¿verdad?- susurró rompiendo el silencio, que se había instalado entre nosotros, desde hacía un tiempo.
-Emm...bueno...-escondí mi cara con el pelo, para evitar que se diera cuenta de que era cierto.
Claro que no me lo creía. ¿Cómo podía hacerlo?

Se acercó a mi, tanto que pude sentir su corazón latiendo rápido contra mi pecho.

-Mírame.-me pidió, levantándome suavemente la barbilla, con la mano que enlazaba la mía  Desplacé mi mirada del suelo, a sus labios.- A los ojos.- insistió, y a regañadientes, consiguió que clavara mi mirada en ellos.
Olvidé todo lo que nos rodeaba. Lo que estábamos haciendo. Y hasta, donde nos encontrábamos  Me perdí en él.- ¿Por qué no puedes admitir que está ocurriendo de verdad? Yo te quiero... Tu me quieres...Admite que esto, es real.

-Yo....-intenté centrarme, a pesar de la hipnosis que sus ojos me producían.-Pues... porque estas cosas no ocurren.-dije con los ojos  llenos de lágrimas.- Los sueños nunca se hacen realidad.

- Esa excusa no me sirve, lo siento.-Negó con la cabeza.
Estaba serio, por lo que supuse que en verdad era un tema importante para él.
No solía ponerse así, por cualquier cosa.

Intenté pensar, y recapacitar en que era aquello que me impedía admitir que estaba ocurriendo. Pero llegué a la misma conclusión de siempre.

-Bueno, porque, al fin y al cabo es un sueño ¿no? Si de verdad se cumpliese,si de verdad pudiera cumplirlo, no lo llamaría sueño. Lo llamaría meta. O simplemente un objetivo.- razoné, a sabiendas de que no le iba a convencer de que yo tenía razón. Pero, bueno,  tampoco él me iba a convencer de lo contrario.
Menudo par de tercos que estamos hechos.

Pasaron unos segundos, en los que él absorbió dicha declaración.

-Supongo, que solo el tiempo te hará cambiar de opinión, ¿cierto? Pero confía en mi, créeme  Estaré aquí, a tu lado. Hoy, mañana, pasado. Todos los días. Siempre.
-¿Me lo prometes?
Acto seguido, entrelazó nuestras manos libres, y las traslado a su pecho.
-Te lo prometo.- susurró, con una leve sonrisa torcida en sus labios, tan característica de él.
Y por estúpido que pueda parecer, esa afirmación, consiguió relajarme.
Quizá tenía razón, y solo necesitaba tiempo para convencerme.

Se acercó aún más a mi, aunque ya casi parecía imposible, y cerrando los ojos apoyó su frente contra la mía.

El tiempo avanzó, pero ninguno de los dos queríamos movernos. Abrazarnos de esa forma, era algo totalmente mágico, y no estábamos preparados para soltarnos.

---

-Amor...-susurró con una voz profunda, lenta, sin prisa, y ¿por qué no decirlo? Totalmente sensual.-... déjame besarte.
-¿Por qué?- pregunté imitando su tono, y con una pequeña sonrisa en los labios.
-Porque te necesito...-contestó con angustia.

Ahí se acabó la conversación. No necesitaba preguntar más, ya que nunca le diría que no.
Y él lo sabía.

Todo me dio igual; si era real, si era un sueño, simplemente aprovecharía el momento.

No rompimos el abrazo, ni siquiera cambiamos la posición. Simplemente bajó un poco el rostro, y posó sus labios sobre los míos   Era un beso tierno, dulce pero a la vez apasionado y desesperado. Era una mezcla de sensaciones, que solo él sabía combinar. Y que yo adoraba.

Cuando el respirar se volvió algo totalmente urgente, trasladó su labios a mi oído. E intentando recuperar el aliento, para poder hablar correctamente, murmuró algo de tal forma, que consiguió que todo mi cuerpo se estremeciera.

-Te amo.
---

Y en ese momento, todo se apagó. Todo se quedó oscuro. Aparecí en un lugar totalmente distinto al que me encontraba segundos atrás. La realidad me golpeó, llevándose todo rastro de felicidad y dejando únicamente dolor. Otra vez.
Simplemente, desperté. Llorando. Gritando. Reclamándole.
Intentando recordar el sabor de sus labios.
Intentando recomponer mi corazón partido, por una promesa vacía.


Me lo prometiste.-susurré

***
Siento la falta de inspiración. En si, en mi cabeza la historia era preciosa, pero a la hora de escribirla, no me ha convencido. Aún así yo os la dejo.
Supongo que para que me vuelva a venir la inspiración, tendré que volver a estudiar historia xD

Espero que os vayan bien las vacaciones.

¡Feliz Navidad!

Just You And Me


lunes, 24 de diciembre de 2012

Te preocupas demasiado por lo que ya fue, y por lo que será.

Hay un dicho que dice: 
El ayer es historia. 
El mañana es un misterio. 
Sin embargo el hoy es un regalo, por eso se le llama presente.


miércoles, 19 de diciembre de 2012

Enséñale a la vida, que ningún obstáculo que te ponga podrá derribarte

Y después de todo lo ocurrido,  me pregunté; ¿cómo es posible que siga sonriendo? ¿Cómo es que sigo adelante, sigo haciendo reír, preocupándome hacer feliz a lo demás antes que ser feliz yo?

Entonces, tras una profunda reflexión, todo aquello que me había preguntado, cobró sentido:

Me enseñaron a ser fuerte. A no temer a nada ni a nadie. A que cuando todo oscuro te parezca yo sea quien te pueda iluminar.
Me enseñaron a que siempre debía mostrar buena cara, y que únicamente cuando esté sola ya podría derrumbarme.
Me enseñaron a sonreír, a ser alegre, divertida, a pensar en hacer feliz a los demás a pesar de ser yo la que necesita ayuda.
Me dijeron que con el llanto  afeaba la cara. Me dijeron que las lágrimas, solo servían para limpiar el alma. Que eran totalmente necesarias, pero solo debían acudir cuando la situación era muy extrema.
Me contaron que no me lamentara hasta que el cielo y la tierra se juntasen. Que todo tiene solución, y que siempre debía  seguir adelante.
Me mostraron que el futuro, tenía que labrarse día a día. Que no se podía vivir de los sueños.
Me abrieron los ojos, para que no fuera inocente, y no me fiara de nada ni de nadie. Que el tiempo cambia a la gente, y que los caminos acaban separándose.
Me advirtieron que no debía echarme mierda al cuerpo, ya que el solo se acaba destruyendo.
Me enseñaron como era la vida, y a que debía interpretarla. Que de las partes malas siempre había algo bueno que te haga feliz. Y que si no lo había pues...bueno, pues te lo inventas. La cuestión es ser feliz.

Y a partir de todo ello, se formó la persona que soy hoy. Esa persona que siempre dice que está bien, para no preocupar. Una persona que destaca, y a la que insultan, pero que a pesar de ello sonríe. Aunque luego sufra en silencio, en cualquier rincón alejado. Una persona que prefiere escuchar los problemas, que relatar los suyos.

Así pues; quiéreme, ódiame, es tu elección.
Mírame, esta que ves; soy yo.


domingo, 9 de diciembre de 2012

El árbol que aterrado espera el frío del invierno, sin una hoja que lo acompañe.

Os traigo aquí la nueva entrega de Los Recuerdos de la Estación, aquella en la que pongo las mejores fotos que he hecho durante este periodo. Hay algunas fotos repetidas, eso porque os pongo primero la foto que hice y luego la foto editada ;)

Así que aquí va: Otoño 2012













Un año más vieja *-*





Como podéis comprobar no he tenido mucho tiempo para hacer fotos xD 
Y hasta aquí la sección.
¡Nos vemos al final del invierno!
Just You And Me.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Nunca más.

¡No, lo juré! 
No fallaré por segunda vez. 
No volveré a enamorarme.



lunes, 26 de noviembre de 2012

¿Perdido? Eso sería si tuviera algún lugar al que ir.

Seguí caminando por aquel bulevar, desierto y abandonado. La luz amarillenta, de una farola anticuada, iluminaba el rincón por el que andaba. El fuerte viento, amenazaba con apagar mi cigarrillo, pero no me importaba.
 Quería estar solo. Necesitaba evitar pensar, pero no podía dejar de hacerlo.
¿A dónde iba? Nadie lo sabía. ¿Que quería? A ella. ¿Me había rendido? Bueno...¿alguna vez había tenido la esperanza de estar de nuevo junto a ella?

Ya no me quedaba nada, y me odié a mi mismo por ello. Me había convertido en la clase de persona que no quería ser; un esclavo del amor. Esa clase de tipo que al perder a su novia, lo ve todo oscuro.
Siempre me había reído de ellos, burlándome del hecho de que no se puede estar triste al perder una mujer, habiendo como había tantas otras en este estúpido planeta.

"Maldito hipócrita".- pensé tras darle una calada al cigarro.

Con la lengua saboreé mis labios, intentando recordar el dulce sabor que me dejaban los suyos.

Me había vuelto un drogadicto a la mejor droga que he probado en la vida; ella. Adicto a su aroma, a sus labios, a sus caricias, a su piel contra la mía.
Pero, al igual que todos los drogadictos, en algún momento se acaba el chollo, entonces llega el mono, y se te jode la vida.

Continué deambulando, intentando alejarme de todo el mundo, y de mi misma pena. Los minutos pasaron, las calles avanzaban, el cigarro se apagó, y fue entonces cuando la tristeza sobrepasó todo lo demás. Mis piernas se derrumbaron, y mi cuerpo cayó, sin hacer yo nada para remediarlo. Simplemente pegando mi espalda a la pared más cercana, y agachando la cabeza. Escondiéndome para que nadie vea las lágrimas que esa mujer me ha provocado.
La luna siguió avanzando por el cielo oscuro, y cuando ya creía que morir de deshidratación por tanto llanto era la mejor forma de acabar con esto, algo me golpeó suavemente en la cabeza. Levanté la cabeza, del escudo que se habían convertido mis brazos, y observé la bola de papel que el viento me había lanzado. Estaba muy arrugada, como si la hubieran plegado y desplegado un sin fin de veces. La cogí, sin ningún ánimo de ver lo que contenía, solo por hacer algo. No sabría decir si era de hombre o mujer, pero había un mensaje escrito con letra algo borrosa.
"No sé quien eres, ni como eres, ni lo que has hecho. Pero si estás leyendo esto, solo recuerda que eres libre.
Libre tanto  para olvidar y volver a empezar como para quedarte en el pasado y ver como se te destruye la vida.
Libre para perdonar, o para guardar rencor.
Libre para realizar nuevas aventuras, o para quedarte pensando en aquellas que ya pasaron.
Eres libre, eres capaz de ser feliz de nuevo. Sólo tienes que proponértelo. Así que, inténtalo."
La volví a leer, y a releer, tantas veces que podría decir de memoria cada una de las palabras escritas. Algo en mi, muy pequeño, se encendió diciéndome que podría salir de esta. Era esperanza.

Entonces supe por qué el papel estaba tan arrugado, y la tinta tan corrida. Demasiada gente lo había leído, a demasiada gente había ayudado. Al igual que a mi. Doblé de nuevo el papel, y lo lancé para que el viento se lo llevase, y ayudara a otra persona que lo necesitase.

Me levanté, y volví por donde había venido. Necesitaba pensar que lo en ese papel ponía era cierto, necesitaba ser feliz de nuevo. Solo tenía que intentarlo. Miré el amanecer que se extendía ante mi, confiando en que la vida me traería más oportunidades.
Seguí caminando una vez más, sin saber a donde dirigirme, sin saber con quien hablar.

Conocedor de que este era yo. Un hombre más. Un drogadicto más en su proceso de desintoxicación.

Tumblr_me1q1cfa9n1rj0ujmo1_400_large


He descubierto que estudiar historia me inspira. xD

sábado, 24 de noviembre de 2012

Mirar dentro del baúl de los recuerdos, y solo encontrar pena y dolor.



"Me sentía confundida. Sin poder ir a ningún lugar. Sin poder estar donde en realidad quería. Porque sabía que se me escapaban de las manos las oportunidades. Porque no conseguía hacerme notar. No conseguía encontrar mi lugar. No conseguía dar con el sitio donde poder brillar. Ni a nadie con quien poder contar.
No lo conseguía, y ya me había cansado.
Yo también merecía ser feliz ¿no?"

Tumblr_mcu1cud66l1rr1hs0o1_500_large

Párrafo sacado de un baúl de hace años.
Sin tiempo para escribir cosas nuevas. Lo siento.


sábado, 10 de noviembre de 2012

Quejas de la libertad.

Adolescencia, cúmulo de sentimientos contradictorios. Amor y odio. Odio y amor. Amamos el odio. Odiamos el amor. Tememos el futuro. Lamentamos el pasado. Y olvidamos vivir el presente.
¿Nos quejamos? Sí. Demasiado.

Todo el mundo nos dice que es una etapa, que debemos pasar, y que lo único bueno de ella, es que no vuelve.

Pero yo, de algún modo, no quiero dejar del todo dicha situación. Después de todo, esta etapa es lo único que conozco.  Aunque solo sean contradicciones. Esperanza, desilusión, amor, dolor, tristeza, euforia. Una mezcolanza de sensaciones producidas por un efecto secundario de alguna droga, que nunca llegué a tomar. Pero, es la única forma de la que me he sentido. Es la única que recuerdo sentir. Y tengo miedo, de que todo esto se acabe, toda esta etapa pase, y me encuentre con un yo distinto al de ahora. Un yo, serio, formal, responsable. Que añora aquellos tiempos de júbilo y juventud que se pasó quejándose, y que sin darse cuenta dejó atrás. Un yo, que sinceramente no me gusta nada.

Así que no podemos quejarnos,  pero aún así no dejamos de hacerlo. Es instintivo. Un acto reflejo. Le buscamos la parte mala a las cosas, ignorando la buena. Nos concentramos en la desgracia, para dejar de lado los buenos momentos. Lo odiamos todo, sin importar lo que sea.



Con cada etapa, se aprenden nuevas lecciones, se comenten nuevos errores, y se realizan nuevas locuras. No todas te marcan de por vida. Ni todas se olvidan con el paso del calendario.
Pero, al fin y al cabo, son únicamente etapas. ¿Verdad?
Y esta, es solo una más.






domingo, 4 de noviembre de 2012

La niña, la sombra, y el muchacho.

Aviso: esta  no es una historia normal y corriente, a las que estáis acostumbrados. No empezaré con un "érase una vez" ni terminaré con un "y vivieron felices y comieron perdices". Esta historia, la contaré desde donde a mi me parece más interesante, desde donde empieza la acción, no desde que los personajes se encuentran. He intentado, meter dentro de la historia, detalles para que sepáis de que va el asunto, así que si os perdéis, lo volvéis a leer y ya.

Y ahora, sin más preámbulos, os contaré la historia, de la niña, la sombra, y el muchacho.

-¡Eh, tu! La niñata, ven -chilló el mas cercano, el cabecilla, a lo que ella se alejó, algo totalmente en vano. Siempre lo mismo, le cogían después de clase, le pegaban, y luego se marchaban. Día tras día. Año tras año.

El chico que peor la trataba, la cogió de la muñeca, y la tiró a sus amigos, como si de una pelota se tratara.
-¡Dejadme!-replicaba, lo que más risas a los demás causaba.
 Pero cuando uno de ellos se despistó, la niña del circulo de chicos salió, y al jefe se enfrentó-Te arrepentirás de todo lo que me has estado haciendo. Ya lo verás, ya. Cumpliré, lo que estoy prometiendo.

Al estudiante, su juramento nada bien le sentó, se echó hacía adelante, y con sus manos a la pequeña chica empujó (quizá con más fuerza de lo que realmente pensó) . 

Sin saber que detrás de la chica la escalera se extendía y que ella, a la baranda no se sostenía.

De repente, el silencio llegó, y solo y únicamente se rompió, con el alarido que de la muchacha salió.
El poco público que había visto la situación, mostró por primera vez un poco de preocupación. Todos ellos, corrieron hacia el accidente, intentando descubrir cual había sido su suerte, a sabiendas de que la chica estaba totalmente inerte. De que la chica, había conocido a la muerte.

El jefe, pálido como la luna, no hizo nada, salió corriendo, llegó a su casa, abrió la cama y allí se quedó. Sin comida, sin agua, deseando que toda aquella angustia pasara, intentando convencerse de que él no hizo nada. De que él, nunca quiso matarla.

La tarde transcurrió despacio, entre lamentos, dolor y llantos. Las horas pasaban, el sol caía, y mientras él, en  su cama seguía. Sin saber que por la noche, la oscuridad conocería.

Allá cuando la luna en lo alto del cielo estaba, la luz de la habitación se apagó como si nada.
-¡Maldita sea!-refunfuñaba, mientras de un cajón, la linterna y las velas sacaba- ¡Esto es lo que me faltaba!

Tras numerosos intentos la linterna no se encendió, por lo que el muchacho las velas usó.

Cuando la luz al cuarto fue devuelta, pudo distinguir en la ventana una extraña silueta. Una sombra oscura, con ojos pálidos y de blanca dentadura, sonreía al chiquillo, en mitad de la penumbra. Una sonrisa especial, que miedo irradiaba,  la sangre helaba, y que el corazón paraba.

Lentamente, volvió la cabeza hacía el lugar que el cristal reflejaba, pero allí, esa silueta no estaba.
Con la misma velocidad, fijó su vista de nuevo en la ventana, descubriendo que todavía la sombra le miraba.

Asustado, pegó un chillido, cuando fijándose bien, descubrió que fue aquella joven niña, la que en su habitación se había aparecido. Perplejo, atemorizado, le tiró algo que tenía alrededor , deseando que aquello solo fuera obra de su extraña imaginación. El objeto, a la sombra voló, pero justo cuando el cristal rozó, se paró. 
Como si un muro lo hubiera detenido, el objeto cayó , sin causar ningún ruido. El chico, desesperado, siguió lanzándole todo aquello que estaba a su mano, sin obtener ningún resultado.

Pensó en llamar a alguien, en pedir socorro, pero cayó en la cuenta de que esta semana estaba solo. Sus padres  viajando, sus vecinos de casa cambiando, y él en su hogar, con la soledad jugando.

-¡Márchate, por favor!¡Vete!- suplicó, cuando la sombra, su lugar dejó, y pasó al gran espejo de su habitación. 
A continuación, hacia la tele se desplazó, la cual se encendió, pero ningún canal sintonizó.

-¡Lo siento, mucho! ¡No quería hacerte nada!- los ojos lágrimas derramaron, y la sábana empaparon.
 Él, siguió disculpándose. Pero por mucho que el su perdón pedía, sabía que nada de sus plegarias escucharía, y que su vida la muchacha se cobraría.
En el fondo sabía que se lo merecía, después de años de maltratar a aquella niña,  pero nunca pensó que a aquella situación llegaría.

La silueta siguió avanzando. Moviéndose, acercándose lentamente, disfrutando de la agonía del chico que tenía en frente. Solo cuando se reflejó en el cristal del reloj, solo cuando lo tuvo a dos palmos, la sombra salió. Voló durante unos instantes, y  frente a él, se paró,

El momento llegaba, la temperatura en picado bajaba, las velas se apagaban, y mientras el fantasma se le acercaba, él lloraba y suplicaba. 
Aquel resto del pasado, aceleró su marcha, y quitándole media vida, le atravesó por el pecho y salió por la espalda.
Su corazón arrepentido frenó y antes de que todo acabara, vio una luz. Vio a la niña con la que se metía. La vio a ella. Riéndose de su venganza, pues a él, ya no le quedaba ninguna esperanza.

 Unas palabras salieron de sus labios, que conforme la vida perdía, se hacían más claros. Unas palabras a las que él no hizo caso, pero que ahora su vida le habían costado.
" Te arrepentirás de todo lo que me has estado haciendo."
A lo que él solo con un lo siento pudo contestar.

 Entonces cuando todo se acabó, la vela, la última que quedaba , se apagó. Dejando la habitación tranquila, sin el muchacho. Totalmente vacía.

Al día siguiente, al ver que el chiquillo no apareció, las malas lenguas hablaron, con rumores y preocupación. Algunos decían que se había escapado, otros que la vida se había quitado. Pero nunca supieron la verdad, de que fue aquella niña, quien a su temprana edad, supo lo que era la oscuridad.

Aquella niña que sin piedad, fue la que se llevó al muchacho, al que no volvieron a ver. Jamás.




---

Bueno, aquí os dejo la historia de Halloween. 
¿Viene con retraso? Sí. 
¿He podido publicarla antes? Sí. No. 
Espero que lo hayáis pasado chachi en Halloween, y que os guste la historia.
xx
Just You And Me.

domingo, 21 de octubre de 2012

Love is a lie.

El otro día, reaccioné. Hablando, con alguien especial,  vi claro que no podía permitir quedarme estancada.
Que nunca quise ser un fantasma, y en fantasma me he convertido. Que nunca  quise que tu  fueras mi pasado. Pero solo en mis recuerdos, te has quedado. Que nunca quise lamentarme por alguien que no lo mereciera, y aquí me tienes, con dolor corriendo por las venas.
Así que aquí me encuentro, tu sin recordarme y yo intentando olvidarte. Ya me cansé de estar siempre deprimida y triste. Estoy harta de lágrimas que no quieren salir, y tristeza que no puedo expresar. Hoy me libraré. Me encerraré en el lugar más oscuro, en el más alejado, y dejaré caer mi última lágrima por ti. Porque sé que ya no merece la pena. Ya no puedo hacer nada más por cambiar la situación. Lo único que puedo hacer es levantar la cabeza y seguir adelante. Avanzar sin compañía. Avanzar sin ti.

Y supongo que es la historia del amor. Verdaderamente, si ti, ya no creo en él.
 Ahora solo veo una forma de dolor mutua, porque siempre alguien va a querer más a la otra persona. Porque siempre alguien acaba decepcionando al ser amado. Porque ya sea por causa natural, o por antojo del destino, los caminos se acaban difurcando. Y el sufrimiento de haberlo tenido, y no haberlo podido conservar, es demasiado para nuestros humildes corazones. Porque quizás sea mejor no haberlo vivido nunca, y así nunca saber que te has perdido, ni sentir que lo echas de menos.

Tu, solo amas a una persona, que quizás no es lo que aparenta ser.
 Amar solo significa adorar a una imagen de tu cabeza, que asemejas a la persona real. Pero que no lo es.
Porque amar, solo significa darle a la otra persona el poder de destruirte.
Es creer conocer a alguien,
pero, ¿cómo saber si es así, si ni tu misma te conoces?


Tic Tac Tic Tac.
 El tiempo pasa. 
Tic Tac Tic Tac. 
Mi mente avanza. 
Tic Tac Tic Tac. 
Y tu perfección atrás se estanca.


-------
Sí, lo sé, hace siglos que no subo una entrada, y la que subo no vale nada xD Pero es que entre los estudios y que estoy haciendo una mega fantástica entrada de miedo para Halloween pues apenas me queda tiempo. Así que mientras las vacaciones se acercan, echarme mucho de menos.
xx
Just You And Me.

domingo, 7 de octubre de 2012

Recuerdos de una tarde de verano

Queridos míos, he pensado en hacer una nueva sección en el blog. No va a tener un nombre fijo, ya que cada entrada tendrá su propio título, pero quedaros con que va a ser
 LOS RECUERDOS DE LA ESTACIÓN.
Como bien dice el supuesto título, al final de cada estación subiré las fotos  más bonitas que he hecho en ese periodo de tiempo. Para que vosotros también podáis disfrutar de mis recuerdos.
He tenido que hacer una selección de las mejores fotos, porque creerme que cuando digo que tengo muchas, no exagero xD

Así que, aunque ya voy un poco atrasada, aquí os dejo la sección de verano 2012:

Tu ves una puesta de sol mientras yo veo un amanecer en otro sitio.


Buen cumpleaños, buenos recuerdos.










Un alma libre.



Mi droga veraniega.

Y hasta aquí la sección del verano.
xx
Just You And Me, la fotógrafa.

jueves, 4 de octubre de 2012

Diferentes gustos, diferente respeto.

Ella, a pesar de todo lo malo que recibe, sigue actuando en la lejanía. Debajo de un velo para que nadie pueda saber quien es en verdad.
Estableciendo un muro entre ella y la realidad. Dando a pensar en una personalidad muy distinta a la que posee realmente.

Es un fantasma.
De esos que salen en la tele, y que asustan al protagonista, para más tarde convertirse en su amiga. Rodeada de personas que dicen "pero ¿cómo puedes tenerle miedo? Si solo quiere tener un amigo," y luego en la realidad, salen huyendo como uno más.
 De esos que siempre está ahí para ayudarte, pero que sin embargo tú no puedes ver.

Ella, es un diamante en bruto que la sociedad ha cubrido de suciedad.
Es una estrella brillante, a la que tapan con miles de nubes.
Es única. Pero insignificante para los demás. Con un valor incontable. Pero que nadie puede apreciar.

Esa persona, que intenta protegerse de los que ayuda. Ella, que no se cae por muchas piedras que le tires. Ella, que intenta que las lágrimas no estropeen la almohada. Ella, que daría la vida por vosotros, mientras vosotros solo alejáis la vuestra de ella. Esa persona, que sabe lo que es el sufrimiento en los ojos y la sonrisa en los labios.
Esa persona, te aseguro, que no merece el dolor que le estáis causando. 


Pero, total, ¿qué más da, no? Como es diferente, ya no merece vuestro aprecio.
Siempre es más bonito, verlo todo detrás de el cristal, ¿verdad?

---------
Queridos míos, siento no actualizar, pero me petan demasiado en el instituto. Deciros simplemente que tengo pendientes con vosotros unas fotos que hice en verano. Pero tranquilos que la subiré pronto, intentaré subirlas antes del próximo verano, a ser posible xD
Y nada más que deciros.
xx
Just You And Me.




martes, 25 de septiembre de 2012

Buscando algo a lo que aferrarme.

¿ Qué cómo estoy? Con la mente hecha un lío, y el corazón sustituido.

Ya no late de la misma forma, ya no se emociona. Alguien me lo cambió, cuando menos lo esperé. Alguien lo sustituyó por algo que jamás pensé.

Y tú. Si tú,  te diré algo ladrón, tráeme de vuelta mi corazón. Aunque esté roto, aunque quede hecho en mil pedazos del más complicado puzzle. Tráemelo.

Quiero volver a sentir. Tal vez ya no emoción, ni amor,  ni ninguna buena sensación.
 Pero al menos tendré algo, con lo que rellenar el vacío. Quizá solo sea dolor y desamor pero simplemente lo necesito.
Quiero volver a saber lo que era el estar enamorada. Aunque ya no me quede nada. Solo quiero volver a recordar su recuerdo. Te juraré que solo será una vez más, la última vez. Y después le dejaré en paz.

Devuélvemelo, para poder volver a desahogarme sin necesidad de nadie. Solo yo y mis lágrimas saladas. Solo yo, jurando que nunca pasará nada.
Tráemelo y te describiré lo bien que me sentía al liberarme. Después de tanto tiempo queriendo y no pudiendo. Después de tantas veces soñando y despertando. Después de tantas veces sufriendo y no llorando.

Tráemelo, por favor. Porque sin él, parece que nunca sentí lo que era el amor.







viernes, 21 de septiembre de 2012

martes, 18 de septiembre de 2012

2º Premio

Juho me ha nominado al premio Liebster Award!
Pues eso, que muchas gracias y mucho amor por haberme nominado ^^

Reglas:
-No se puede nominar a blogs con más de 200 seguidores.
-El que recibe el premio deberá escribir 11 cosas de sí mismos (de cualquier tema).
- El que recibe el premio deberá responder las 11 preguntas que le ha enviado quien los ha nominado.

- El que recibe el premio deberá crear 11 preguntas más para que las respondan sus nominados.

- Los nominados deberán confirmar que han recibido la nominación.
- La nominación no puede repetirse, es decir, los nominados no podrán enviar de vuelta la nominación a quien ya los ha nominado anteriormente.

11 Cosas sobre mí :

1) Soy muy, pero muy, indecisa.
2) Enfermo con mucha facilidad. Aunque suelen ser enfermedades sin importancia.
3) Tengo adicción a una gran cantidad de series. The Vampire Diaries y Pretty Little Liars, entre otras.
4) Soy muy friki.
5) Siempre he querido pintar un cuadro, pero no se me da nada bien el arte.
6) No me gusta seguir la moda. Si me gusta me lo pongo y si no, no.
7) Me encanta dormir. Ya que supone escapar un rato de la realidad.
8) Tengo miedo a envejecer. Siempre lo he tenido.
9) No me gustan las películas románticas. Yo soy más de acción, aventura y fantasía.
10) Algo que poca gente sabe, es que siempre he querido escribir en el periódico.
11) Ser locutora de radio, era mi otro gran sueño de niña.

11 Preguntas de Juho:

1. ¿Cantas o tocas algún instrumento?
¿La batería y la guitarra invisible cuenta? Entonces, no.
2. ¿Qué es lo que más quieres hacer/aprender en la vida?
Me encantaría aprender a hacer surf.
3. ¿Cuál es tu serie favorita?
The Vampire Diaries
4. ¿por qué empezaste tu blog?
Porque necesitaba expresar todo lo malo que me ocurría.
5. ¿Cuáles son tus libros favoritos?
Dos velas para el diablo, Los Juegos del Hambre, Dónde los árboles cantan...
6. ¿Tus redes sociales?
Prácticamente todas.
7. ¿Qué quieres estudiar?
Traducción e interpretación.
8. ¿Te gustaría vivir en otro país?¿Cuál?
La verdad es que me gusta el sitio en el que estoy. Pero si me fuera sería a algún lugar de UK.
9. ¿Cuál ha sido tu mayor sueño de la infancia?
Tenía tantos que no sé cual es el mayor xD
10. ¿Tu blog favorito hasta ahora?
Coca-cola en las venas y Somewhere in your sadness
11. Si fueras una actriz, ¿En qué película te gustaría participar?
En llamas, de la saga de Los Juegos del Hambre.

11 Preguntas mías:

1.¿Qué harías si mañana se acabara el mundo?
2.¿Te gusta más el invierno o el verano?
3. ¿Cuál es tu grupo de música favorito?
4. ¿Has hecho/harás alguna vez un deporte de riesgo?
5. ¿Cuál es tu mayor adicción?
6. ¿Qué palabra te describe mejor?
7. ¿Qué piensas sobre la vuelta a clase?
8. ¿Cuál es tu comida favorita?
9. ¿Eres más de tuenti o de twitter?
10. ¿Estás orgullosa de tu blog?
11. Si pudieras cumplir un deseo, ¿cuál sería?

Nominados:
(me gustaría nominar a mas gente, pero todos tienen más de 200 suscriptores)
1. Remember me forever
2.Mi burbuja privada
3.Mantente fuerte
4.Siempre habrá algo que nos pierda

lunes, 17 de septiembre de 2012

La distancia me enseñó que el olvido es posible.

Y aunque no quiera hacerlo ni admitirlo, cada día me olvido un poco más de él.
Sé que a muchos les alegrará, les parezca una buena noticia. Una señal para seguir adelante.

Pero lo cierto es que a mi se me hace insoportable.

Insoportable comprobar que ya no recuerdo lo que era perderme en sus ojos.
Insoportable comprobar que ya no sé como era su sonrisa.
Que no recuerdo como el corazón me latía cada vez que pasaba al lado mía.
Que no recuerdo como me sentía cuando me decía un par de palabras.
Tal vez solo un hola, quizás un simple adiós. Pero me las decía.

Sufrimiento porque ya no le tengo aquí, a mi lado. Que ya no me cruzaré con él por los pasillos.
Ahora está allí, al lado de otra mucha gente. Creando una nueva vida y olvidando a la chica que solo estorbaba, con la que apenas compartía un saludo.

Sufrimiento al ver que lo único que me queda es una imagen borrosa del pasado, que nunca podrá hacerle justicia a lo que realmente es en el presente.

Y ahora entiendo que, al final, el mundo tiene razón.

La distancia es el olvido. Y el olvido solo puede acabar en  dolor.

Ahora entiendo que ya nunca podré terminar el cuento de hadas con el que todos soñamos de pequeños. Entiendo que por el momento, tendré que hacer frente a la realidad de que por mucho que lo intente, ya no podré escribir mi final feliz. Que las perdices se irán a dar un paseo.


¿Qué me haré más fuerte? Más fuerte, los cojones.

----
Queridos mios, aquí os dejo una de, y aunque me duela decirlo, las peores entradas que he escrito en toda mi larga y extraña vida. Aún así yo la subo.
Sigo hecha polvo, aunque cada vez se me note menos. Y eso parece que está afectando a mi forma de escribir. Muy chachi todo u.u
Adios,
Just You And Me.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Revolution

"No iba a poder a amar a nadie más como la amaba a ella.

 Eso lo sabía.

Su padre le habló una vez del <<amor de su vida>>, su primera novia. Nunca la olvidó, y aunque había sido feliz con su madre, aún pensaba en ella, porque había sido lo más importante de su adolescencia.

Su padre decía que la adolescencia era la parte de la vida más importante, porque es aquella en la que las personas se abren a todo, se tocan, descubren que están vivas, se sienten, aprenden, sufren la primera realidad de la existencia, aman y buscan ser amadas. El estallido de emociones. 

Su padre tenía razón."

Campos de fresas.
Jordi Sierra i Fabra.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...